¡Descubre los daños a largo y corto plazo, de la exposición a los Rayos UV!

Hola Queridas ¿Cómo están? Debemos saber que exponerse al sol en determinadas horas del día brinda la oportunidad de recibir  vitamina D,  que es  importante para la producción del calcio en los huesos, pero se debe tener en cuenta que la exposición debe ser controlada ya que las radiaciones ultravioleta en exceso tienen efectos dañinos para la piel. El abuso del sol tiene efectos inmediatos, que se ven y se notan, así como efectos a largo plazo. Aquí les menciono alguno de los daños:

Daños a corto plazo:

  • Quemaduras solares agudas con deshidratación.

  • Dermatitis solares

  • Enfermedades virales como el herpes simplex, en los labios principalmente.

  • Empeoramiento de enfermedades como el lupus eritematoso, tanto el cutáneo como el sistémico, porfirias, entre otras.

  • Aparición de cáncer en pacientes con Xeroderma Pigmentoso enfermedad congénita que presenta un déficit  de la reparación del  ADN en las células dañadas por la luz ultravioleta, presentando estos pacientes la piel fina y pigmentada.

Daños a largo plazo:

  • Envejecimiento prematuro con la aparición de arrugas profundas, con pérdida de la elasticidad y la densidad de la piel, como pueden verse en personas que se dedican a la agricultura, marineros y obreros de la construcción, entre otros.

  • Cáncer cutáneo, tanto carcinomas basocelulares como espinocelulares causadas por el daño repetitivo de las radiaciones UVB y UVA en el ADN celular.

En fin:

Lo más importante es la protección solar con protectores, para lo cual pueden acudir a un dermatólogo quien indicara el adecuado para su tipo de piel.

¿Usas protectores solares?

 



¿Has escuchado hablar del Equinoccio? Descubre de que se trata este evento natural

Queridas, la naturaleza siempre nos sorprende con sus bellezas, les hablaré El Equinoccio, es el momento del año en que el día y la noche tienen la misma duración debido a que el Sol se encuentra sobre el Ecuador del planeta Tierra. La palabra, como tal, proviene del latín aequinoctĭum, que vendría a traducir “noche igual”.

El equinoccio tiene lugar dos veces al año, entre el 20 y 21 de marzo y el 22 y 23 de septiembre. Como tal, es el evento astronómico que marca el inicio de la primavera y del otoño, dependiendo del hemisferio en que nos encontremos, en  Venezuela por ejemplo sólo tenemos dos: invierno y verano, por tal motivo no disfrutamos de este maravilloso evento.

Si nos encontramos en el hemisferio norte, el equinoccio de marzo marcará el inicio de la primavera, y el de septiembre, el del otoño. Mientras que si estamos en el sur, el equinoccio de marzo marcará el inicio del otoño y el del septiembre, el de la primavera.

Durante el equinoccio, el Sol alcanza su cenit, es decir, el punto más alto en el cielo, a 90° en relación con una persona en la Tierra. Esto significa que el paralelo de declinación del Sol y el Ecuador celeste coinciden ese día.

En los días del equinoccio, por otro lado, los dos polos terrestres se encuentran a una misma distancia del Sol, de lo que resulta que la luz proyectada sobre la Tierra es igual para ambos hemisferios.

¿Sabías lo que era el Equinoccio?

 



Queridas ¿Conocen la importancia gafas o lentes de sol? Miren el por qué.

Hola queridaaaas. Hablemos de las gafas o lentes de sol, muchas de nosotras las usamos por accesorio, otras por proteger los ojos de los dañinos rayos Ultra Violetas, lo cierto que usarlos siempre es una buena opción, lean el por qué:

  1. Protección frente a la radiación ultravioleta, lo cual reduce el riesgo de sufrir cataratas y otras lesiones severas.

  2. Mayor comodidad visual. Con el uso de gafas de sol se minimiza la intensidad de la luz ambiental y los deslumbramientos. Así vemos de forma más clara y evitamos fruncir el ceño y cerrar los ojos, lo que evitará que nos arruguemos.

  3. Mayor rapidez de adaptación a la oscuridad. Al pasar cierto tiempo bajo la luz directa del sol, se puede dificultar la habilidad de los ojos para adaptarse rápidamente a niveles bajos de iluminación (en interiores o por la noche). El uso de gafas de sol nos ayuda a adaptarnos a los cambios de luz con mayor rapidez.

  4. Mayor seguridad en la conducción, ya que el uso de gafas de sol evita los deslumbramientos causados por los reflejos de la carretera o la luz brillante del sol.

  5. Mayor protección frente a los impactos durante la práctica deportiva. Las gafas diseñadas para hacer deporte ofrecen una mayor seguridad, ya que tanto las lentes como las monturas están hechas de materiales resistentes a los impactos.

  6. Efecto pantalla que evita el contacto de los ojos con el polen y el polvo ambientales.

  7. Reducción de la sequedad ocular. Las gafas de sol protegen del aire y viento que pueden provocar sequedad ocular.

  8. Accesorio de moda. Las gafas de sol también son un complemento que puedes combinar con tu vestuario o actividad y no solo cuidas tu salud ocular, sino también agregas un accesorio más a tu vestuario

¿Te gustan los lentes o gafas de sol?

 

 



Chicas hagamos nuestro propios Protectores Solares ¡caseros! Aprende cómo

Chicas, si bien sabemos, los Protectores Solares actúan como una barrera ante los dañinos rayos Ultra Violetas, los cuales pueden dañar tu piel sólo si te expones por demasiado tiempo, ya que el sol también aporta Vitamina D a nuestro organismo.

Se debe aplicar un protector solar unos 15 o 30 minutos antes de la exposición al sol, por eso aquí te traigo la receta de un protector solar casero, para que no hayan excusas para tomar el sol, aquí les va:

Ingredientes:

  • 1 taza ¼ de aceite de coco, oliva o almendras

  • 5 cucharaditas de óxido de zinc puro

  • 1 cucharada de cera de abejas

  • 3 cucharadas de gel de aloe vera natural

  • 2 capsulas de aceite de vitamina E

  • 10 gotas de extracto de semilla de pomelo o toronja

  • 1 cucharadita de aceite esencial que no sea cítrico

Elaboración:

Calienta el aceite y la cera de abejas a baño maría hasta que se derrita. Luego retíralas del fuego, añade la vitamina E y el aceite esencial que elegiste. Mezcla y adiciona el óxido de zinc. Déjalo a un lado y ahora en otro recipiente calienta un poco de agua destilada y gel de aloe vera hasta que estén templados. Ahora retoma la mezcla anterior y júntala con la última, deja que se endurezca un poco y listo, ya tienes un protector solar casero excelente.

¿Lo usarían o prefieren comprarlo ya hecho?