¡Chequea estos tres alimentos que mejorarán tu buen humor al consumirlos!

Hola mis queridaaaas ¿Sabían que los alimentos que consumes no solo determinan cómo te ves, sino que también influyen en tus pensamientos, emociones y acciones? En muchos casos desajustan tu sistema nervioso, trayendo como consecuencia mal humor, cansancio, ansiedad y depresión. En el caso de que sientas mal humor, prueba consumiendo alguno de los alimentos que te menciono a continuación, y luego me cuentas cómo te va 😉

Cacao o chocolate oscuro: Tiene un efecto estimulante de la felicidad debido a la teobromina. Este químico ayuda a:

  • Aumenta los niveles de serotonina y dopamina en el organismo.

  • Relaja al sistema nervioso.

  • Disminuye los estados de ansiedad y la depresión.

El cacao también contiene triptófano, un químico que fomenta la liberación de serotonina. Por todos sus beneficios, te recomendamos comer una barrita de chocolate negro o cacao al día para mejorar los estados de depresión y ansiedad. Debes tener en cuenta que el chocolate que elijas debe estar por encima de un 65% de contenido de caco

 

2. Nueces: Le aportan al organismo ácidos grasos omega 3 que este no produce por sí solo. Cuando tu cuerpo no obtiene suficientes omega 3 suele entrar en estados depresivos.

Las nueces también contienen triptófano, de los que ya hablamos antes. Se recomienda consumir 5 nueces al día para mantener un humor más estable.

3. Plátanos: Los plátanos son otro de los alimentos que mejoran tu humor y que debes incluir en tu dieta diaria o, al menos, dos veces por semana. Sus beneficios a tus emociones de deben al alto contenido de vitamina B6. Esta interviene en el proceso de transformación de los compuestos proteicos de la serotonina. Mejora tus defensas al contener ácido fólico, vitamina C y fibra vegetal.

¿Con cual de estos alimentos probarías para comprobar su intervención en el buen humor?



¿Te gustan las mascotas? Conoce los beneficios de tener una :)

Holaaa Queridaaaaas, aunque no a todo mundo le gustan las mascotas, seguramente tienes o has tenido una en casa y no te has puesto a pensar en cuán importante puede llegar a ser su presencia para tu salud. Si sigues leyendo te enterarás de los beneficios y ventajas de tener una mascota en casa, para que tengas uno o más  motivos para querer a tu animal, o animarte a adoptar uno.

Disminuyen el riesgo cardíaco: Estudios realizados determinaron que las mascotas pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, según éstos determinan que las personas que sacan a pasear a su perro, cumple con un 54% más de los niveles de energía que se recomiendan para la rutina diaria. Gracias a este ejercicio, la persona está menos propensa a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Evitan el sentimiento de soledad: La presencia de un animal en casa ayuda a la persona a sentirse más segura de sí misma y más protegida. Una mascota puede ayudar a evitar depresiones por sentimiento de soledad, ya que su compañía estimula el contacto físico y la comunicación. Quienes hablan con su mascota tienden a encontrar en ello una terapia de relajación.

Reducen el estrés: Estudios han revelado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente, ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Esto se debe a que la caricia sobre el animal estimula la liberación de una hormona llamada oxitocina, la cual se relaciona con la vinculación emocional. Esta demostración afectiva favorece tanto al dueño como al animal.

Mejoran el estado de ánimo: Diferentes encuestas han determinado que las personas que tienen en su casa un gato o un perro, sienten menos tristeza e incluso se sienten mucho mejor cuando están deprimidos y juegan o interactúan con su mascota. Esto se debe a que al jugar con la mascota, se estimula la producción de  serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye.

Fortalecen el sistema inmunológico: Diferentes investigaciones también han determinado que convivir con mascotas desde temprana edad, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, reduciendo con esto el riesgo de desarrollar alergias, enfermedades respiratorias, entre otros.

Pueden llegar a ayudar a las personas diabéticas: Aunque suene un poco increíble, algunos perros pueden llegar a ayudar a las personas que padecen diabetes. Incluso, hay organizaciones que se dedican a entrenar perros para que ayuden a los pacientes con este problema de salud. Resulta que en ocasiones las personas con esta enfermedad tienen una caída en el nivel de glucosa en la sangre que no pueden detectar a tiempo. Sin embargo, se ha sugerido que los perros si pueden detectar a tiempo esta alteración química y posteriormente avisarle a su dueño.

Mejoran la esperanza de vida: Las investigaciones han concluido que a nivel general, las personas que tienen mascotas en casa, en especial gatos y perros, tienen una vida más saludable, son más felices, tienden a estresarse menos y en general aumentan su expectativa de vida. Los animales le brindan sensación de bienestar a la persona incluso cuando ésta está pasando por un mal momento, este tipo de sensaciones mejoran la calidad de vida y pueden prolongarla por más tiempo.

Y a ti ¿Te gustan las mascotas?

 



¿Eres de las personas que reprime emociones? Mira lo que puede ocasionarte

Querida ¿Eres de las personas que reprime sus emociones? En general, las personas que tienden a reprimir sus sentimientos corren un mayor riesgo de que se manifiesten en forma de síntomas psicosomáticos, que van desde tensión muscular y dolores de cabeza a problemas gastrointestinales, problemas dermatológicos o enfermedades más graves y complejas. La calma dada por la represión termina en un alto precio a pagar en términos de salud. Por ello aquí te enumero varias formas de poder sacar a flote tus emociones:

1. Sé consciente de tus emociones y su causa: Si una persona siempre ha reprimido sus emociones, es probable que sea difícil profundizarlas. Pero es esencial que aprenda a identificar lo que siente, que diferencie la ira del resentimiento, por ejemplo, y sea capaz de identificar qué lo hace sentir de esa manera. Es un ejercicio profundo de autoconocimiento para el cual es necesario expandir el vocabulario emocional a través de esta lista de emociones y sentimientos .

  2. Asume que todo tiene un límite: Los límites no son negativos, por el contrario, permiten que otras personas sepan hasta dónde pueden llegar. Si no pones límites en tus relaciones, es probable que, con el tiempo, otros aprovechen tu bondad o capacidad para resistir todo sin decir nada, por lo que la cuerda estará más tensa. Es importante que estos límites garanticen la satisfacción de tus necesidades.

 3. Decir lo que piensas no necesariamente tiene que lastimar a los demás: Defender tus derechos no implica dañar a otros. No tienes que convertirte en un avión de la verdad, pero soportar estoicamente las críticas y los ataques insalubres de las personas tóxicas solo te lastimarán. Lo ideal es que aprendas a decir lo que piensas y sientes con respeto por la otra persona, pero tomando una posición firme.

 4. Busca una manera asertiva de expresar tus emociones: No siempre puedes decirles a los demás lo que sientes. Sin embargo, esto no significa que debas reprimir tus emociones. Puedes hacer que emerjan utilizando técnicas como “la silla vacía”, en la que imaginas que la persona con la que quieres hablar está justo frente a ti.

La clave es encontrar la manera de desahogar las emociones que te permiten recuperar el equilibrio perdido, lo que te permite escapar del control que ejercen esas emociones desde tu inconsciente.

¿Tú reprimes continuamente tus emociones?