Querida, si tienes bebés ¿Sabías que el durazno es beneficioso para ellos?

Hola Querida ¿Tienes bebé? Pues te cuento que el Durazno además de delicioso, también constituyen una fuente importante de potasio y betacaroteno, entre otros nutrientes fundamentales para la salud del bebé.

Los bebés pueden comenzar a comer duraznos al mismo tiempo que se introducen en el mundo de los sólidos, de manera que no habría problema con empezar a consumirlos a los 6 meses de edad.

Beneficios para la salud del bebé

1. Lo mantiene hidratado: Los duraznos contienen un 85 % de agua, por lo que se convierten en una de las frutas veraniegas más recomendables para incorporar en las primeras comidas del bebé.

2. Promueve una buena salud visual: Esta fruta se caracteriza por su cantidad de vitaminas A, C, y los antioxidantes que contiene, como la zeaxantina, la luteína y la betacriptoxantina, nutrientes que contribuyen al buen desarrollo visual de los pequeños.

3. Excelente para el sistema circulatorio: Gracias a la cantidad sustancial de potasio que contiene, el durazno es un alimento magnífico para mantener en buen estado el sistema circulatorio del bebé.

4. Fortalece los huesos y los dientes: Los duraznos poseen fluoruro, un compuesto derivado del flúor que previene la aparición de caries y el deterioro dental. También contienen fósforo y calcio, ambos nutrientes esenciales para mantener bien fuertes los huesos del pequeño.

5. No contiene sodio: Durante toda la infancia, pero particularmente en los primeros meses de vida, debemos procurar que el bebé no ingiera cantidades excesivas de sodio, ya que afectan negativamente a sus riñones aún inmaduros. Es más, la cantidad de sodio que precisan ya está contemplada en la leche materna. Los duraznos en particular poseen todas las bondades de los nutrientes y minerales sin aportar sodio.

¿Le das durazno a tu bebé?