¿Quieres conocer los 4 usos de la semilla del aguacate en el área de belleza? ¡Entra!

Hola Queridas, en otros Post ya hemos hablado del Aguacate, pero esta vez hablaremos de los beneficios de la semilla de Aguacate y los usos en la belleza, aquí te los dejo:

Ralentiza el envejecimiento de la piel: 

En estudios realizados en 1991 se descubrió que ratas alimentadas con aceite de aguacate (semilla de aguacate macerada en aceite) incrementaban su producción de colágeno, lo que ralentizaba el envejecimiento celular de la piel y prevenía la aparición temprana de arrugas.

Antioxidante: La semilla del aguacate también protege la piel de los agentes que favorecen el envejecimiento celular, la semilla del aguacate contiene antioxidantes que pueden neutralizar los radicales libres producidos por nuestro organismo durante el metabolismo celular.

Combate el acné: Preparar una mascarilla con la semilla del aguacate rallada y un aglutinante como yogurt o huevo nos permite disfrutar de deliciosas propiedades astringentes y nutritivas para nuestro cutis. El polvo de aguacate seca los granos y facilita su eliminación sin dejar marcas. Contiene vitamina B6 y antioxidantes que reparan la piel y revierten el daño ocasionado.

Para exfoliar: Rallar la semilla del aguacate nos ofrece una sustancia sólida que exfolia la piel suavemente, mientras la enriquece con ácidos grasos esenciales y vitaminas.

¿Cuál de estos usos le darías a la semilla del Aguacate?

 



¿Habías escuchado de los beneficios que la Cereza aporta a nuestra piel? Si no es así ¡Entra y lee ya!

Hola mis amoreeees, les hablaré de la Cereza, esa rica fruta fresca y jugosa, proveen al organismo de más ácido fólico, más fibra, fotoquímicos antioxidantes y minerales como el potasio y el magnesio. Pero además de todos esos maravillosos beneficios, hay algo que nos aporta a nosotras, las que cuidamos de nuestra piel y belleza, aquí les cuento:

Antioxidantes para una piel nutrida y cuidada: Las cerezas son frutas que destacan por su riqueza en antioxidantes, compuestos que tiñen de rojo su pulpa y su piel. Los antioxidantes hacen una labor intensa en el cuidado de la piel: por un lado, ayudan a mantener la tersura y nutrición; y, por otro, contrarrestan los efectos dañinos y de envejecimiento prematuro de los rayos del sol sobre la dermis. Comer un puñado de cerezas cada día, en el tiempo que dure la temporada, es bueno para nutrir la piel y prepararla para el sol.

¿Te gusta la Cereza?